Impera incertidumbre de expositores respecto a la nueva dirección de la Magna Expo Mueblera

REDACCIÓN / NOTIMUEBLEQUIPO


Los expositores que normalmente contratan espacios para el siguiente año enseguida termina una edición no han tenido un contacto claro con la nueva administración del evento.


A casi comenzar el mes de mayo, la mayoría de los expositores que participan en la Magna Expo Mueblera no han tenido contacto con los ejecutivos del evento para la recontratación de sus espacios para la edición del 2018 en cualquiera de sus respectivos pabellones, denunciaron algunos de ellos a este medio.

Como es sabido, el evento ya tiene una nueva administración,  la firma alemana Deutsche Messe, que adquirió acciones mayoritarias de la Magna Exposición Mueblera, todo un ícono de la ciudad de México que durante 23 años se operó y administró eficientemente; sin embargo, sus nuevos dirigentes no parecen encabezarla con much0 entusiasmo, o al menos eso es lo que los expositores acostumbrados a recontratar año tras año han expresado.

Parece ser que los nuevos accionistas alemanes dejaron el evento en manos de gente que, de acuerdo a los rumores esparcidos por fuentes internas, carece de conocimiento del mercado mueblero mexicano y de la organización de eventos especializados monográficos, ya que a casi 4 meses del último evento que se realizó en forma exitosa en Centro Citibanamex, absolutamente nadie tiene información relacionada a la próxima edición que supuestamente se realizará durante el primer mes del 2018; todo apunta a un hermetismo que ha generado mucha incertidumbre en los participantes, quienes no desean perder la oportunidad de volver a ser parte de la Magna.

Cuando tomaron posesión de a Magna Expo Mueblera, los nuevos administradores habían tomado  la decisión de separar la feria en dos eventos con fechas diferentes, pero tras anunciarlo en la inauguración de la pasada edición de este 2017, recibieron enormes criticas tachando esta propuesta de erronea, a tal punto que recientemente en una junta de accionistas  de la misma Magna la mayoría del Consejo de Administración logró revocar la decisión.

Así mismo, la nueva administración germana tenía la inquietud de modificar el plano y varias cuestiones logísticas, producto de las decisiones del personal inexperto que colocaron en la organización, pero que no posee buena experiencia en la gestión de exposiciones del sector del mueble y su proveeduría.

Hasta el momento los expositores están inciertos del futuro de Magna Expo Mueblera y han manifestado su inquietud de lo que sucederá en el transcurso del año para participar o no en este evento que hasta la fecha es el mas importante en su tipo dentro de México y Centro América.

Muchos de ellos tienen la esperanza de que el nuevo personal actúe y proporcione información sobre las decisiones que conciernen a este importante evento, pues deben planear sus agendas y no tienen tiempo para demorarse. Cabe mencionar que la nueva administración también despidió a casi todo el personal existente que durante más de dos décadas organizó la Magna Expo Mueblera, dejando solo a 5 o 6 personas de la anterior administración, por lo que se teme que los resultados no sean los esperados en una próxima edición, dado el poco conocimiento que tiene el nuevo personal en la materia.

Los accionistas mayoritarios de la Deutsche Messe continúan esperando a  ser informados de lo que está sucediendo con sus ejecutivos al frente de la administración de la exposición, sin embargo se sospecha que si la cúpula de la nueva organización continúa actuando en forma tan precipitada estos actúen por cuenta propia para detener lo que podría convertirse en un “magno” desastre en la exposición mueblera.